eduardo-User

Lucia Gala

Especialista en desarrollo en Belcorp, encargada de crear contenido para marcas y capacitar sobre ellas, productora fotográfica para diversas marcas y tutoriales en mis redes destinomodaconluciagala

Cómo sacar una idea de tu cabeza y plasmarla.

Es genial tener mil ideas, pero las ideas no son proyectos, al final de cuentas las ideas no son de quien las piensa sino de quien las hace y como emprendedor creativo plasmar ideas debe ser parte de tu día a día.

Aunque hay días mas o menos brillantes, en general y viéndolo con perspectiva, ganan los días que te salen las ideas hasta en la ducha

Lo que si no nos olvidemos que la inspiracion sale cuanto mas contacto con cosas creativas estemos, una charla, una pelicula, comida, obra de arte, cancion ,etc ¿No es lo mismo generar ideas teniendo siempre contacto con esas cosas que encerrado en tu cuarto no?

Lo que pasa es que una idea no tiene que porque ser un proyecto, o dicho de otra manera, ¿cuántas de tus ideas se han convertido en proyectos? ¿Cuantas no? Una idea puede evolucionar y con el paso del tiempo se junta con otras ideas y se vuelve en un proyecto o muchas a la hora de analizarlas, resulta que te falta algo y ese algo hace que finalmente esa idea se quede ahí, en el papel.



Por eso es super importante preguntarse ¿Sabes cuál es la diferencia entre las ideas y los proyectos?

  1. Una idea en su origen no es tangible, está ahí arriba, en tu cabeza. Por lo menos hasta que la escribes en un papel, que entonces sí que empieza a ser real aunque aún le falta mucho.
  2. Las ideas no tienen fechas ni tareas. Son imágenes en tu cabeza, pensamientos o incluso inspiraciones de algo que has visto, oído o leído. ¿a que en el primer momento en que la idea aparece en tu cabeza no viene con checklist ni calendarios?
  3. Una idea en su origen no tiene estructura. Es una frase o un concepto sin forma todavía.
  4. Cuando se te ocurre una idea te emocionas, te pones a saltar por dentro, te imaginas llevándola a cabo, es un subidón de adrenalina!

Creo que ya imaginas por dónde voy. Imagino que de lo anterior, ya puedes sacar conclusiones sobre lo que son los proyectos.

¿Que es un proyecto?

  1. Un proyecto sigue un esquema que ayuda a aclarar conceptos. Cuando decides convertir esa idea en proyecto, te haces preguntas:
    ¿cuánto me va a costar?
    ¿cómo voy a hacerlo exactamente?
    ¿dónde lo voy a hacer?

  2. Cuándo ya tienes claro algunas cosas, empiezas a crear un listado de tareas que te ayudará a ejecutar el proyecto. La idea ya empieza a coger forma de otra cosa, no siempre se parece a lo que surgió en un primer momento en tu cabeza.
  3. Y ahora que ya sabes qué es y de qué está hecho toca poner fechas.
    Aquí se convierte de verdad en algo tangible. El lunes día 1 empiezo a poner en marcha mi idea! Y el día 1 del mes X y del año Y estará acabado.
    Esto es otra cosa, ya no es una nube maravillosa que sobrevolaba hace un rato tus pensamientos.
  4. ¿Emoción? Seguro que sí! Pero de otra manera.

Si lo has hecho bien, la motivación es máxima porque lo ves alcanzable y ya es real.

Durante el proceso del proyecto seguro que aparecen momentos, que nada se parecen a la adrenalina del momento idea, pero si lo ves desde arriba, te emociona igual o más.

¿Pasa lo mismo cuando quieres empezar a crear tu marca? Ahora que ya sabes qué tus ideas no son proyectos, habrás deducido también que pasa lo mismo con tu marca.

No es lo mismo pensar que tu imagen es una que te has hecho en la cabeza, a planificar una serie de estrategias que te ayudarán a responder quién eres, a estructurar qué es lo que quieres mostrar o a planificar cómo lo quieres hacer.

Son los pasos a seguir para que empieces a construirla y que veas cómo se convierte en algo palpable: palabras, historias, imágenes, web, blog, redes sociales…hasta una campaña ¡O en mi caso una produccion! Por eso tambien te aconsejo anotar todo lo que se te pase por la cabeza o buscar imagenes similares de lo que tienes para comenzar a plasmarlo

A la larga aprenderás a filtrar las ideas que pueden convertirse en proyectos de las que no, tambien con el tiempo tendrás un plan de acción que te servirá para que empieces a probar desde ya, que quieres hacer, cuanto antes empieces antes lo sabrás! ¡Just do it! Y tú, ¿conviertes tus ideas en proyectos?

Comparte en:

Blog Desarrollado por Cocoders